Yo podría…

Si nunca hubiera venido aquel barco,
yo podría haber seguido
toda la vida en este puerto.

Sin embargo, vino,
lo hizo cuando menos lo esperaba,
como suele ocurrir lo mejor y lo peor que nos azota.

Vino y aquellos pasajeros me hablaron de otros mundos,
de otras vidas,
de otros sabores, aromas y melodías.

Y yo que tanto había buscado la tierra firme,
me descubrí queriendo ir mar adentro…
Y me culpé ¡tantas veces!,
por romper con todo, por dejarme ir…

Me castigué por cambiar,
pero ¿cómo podía saber yo si quería
algo que ni siquiera sabía que existía?

Berta Carmona Fernández

Si te gusta, ¡por supuesto que puedes compartir! Gracias y feliz día. 🙂 
Foto compartida bajo CC0 Creative Commons en pixabay.com

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies