Yo podría…

Si nunca hubiera venido aquel barco,yo podría haber seguidotoda la vida en este puerto. Sin embargo, vino,lo hizo cuando menos lo esperaba,como suele ocurrir lo mejor y lo peor que nos azota. Vino y aquellos pasajeros me hablaron de otros mundos,de otras vidas,de otros sabores, aromas y melodías. Y yo que tanto había buscado la tierra firme,me descubrí queriendo ir mar adentro…Y me culpé ¡tantas veces!,por romper con todo, por dejarme ir… Me castigué por cambiar,pero ¿cómo podía saber yo si queríaalgo que ni siquiera sabía que existía? Berta Carmona Fernández Si te gusta, ¡por supuesto que puedes compartir! Gracias y feliz día. 🙂 Foto compartida bajo CC0 Creative Commons en pixabay.com

Yo no soy…

Yo no soy lo que tú piensas. Yo no soy lo que tú quieres. Yo no soy lo que tú esperas. Yo no soy lo que tú sueñas. Yo soy lo que soy, ternura, a veces, otras, fiera. Soy lo que amo, lo que me duele, lo que me angustia y alegra; un montón de dudas y unas pocas certezas… Soy lo que soy cuando vuelo y cuando me arrastro sin fuerzas. Soy lo que aprendo y lo que olvido, lo que he visto, viajado y leído y lo mucho que me queda. Soy mis errores, mis aciertos y mis sueños. Soy lo que me permito ser, un puñado de logros y otro infinito de retos. Soy lo que temo, lo que afronto y lo que anhelo, lo que me encanta y lo que detesto. Soy la que sonríe con dulzura y la que grita molesta, la que se conforma, …

Leer másYo no soy…

Ese miedo…

Ese miedo que impide que des el paso,que saltes la barrera y vayas allá donde deseas,ese, ese miedo, tiene los días contados. Ese miedo que lucha por tomar las riendas, que aprovecha el silencio de tus noches paraalzar la voz y gritarte que “no puedes”,a ese, ese miedo, tienes que callarle la boca. Ese miedo que trata de cortarte el paso,que te empuja hacia tu zona más cómoda cuando estás a punto de alzar el vuelo,cuando más claro tienes que, esta vez sí, vas a conseguirlo. Ese miedo, ese que te empuja a seguir seguroentre aquellos algodones que ya no sientes tuyos,ese miedo solo necesita que creas que puedes,y…, ¿sabes qué?, tú puedes. Ponte frente a él, cara a cara,dile quién eres y cómo has llegado hasta aquí,esquivando a otros parecidos, incluso más fuertes. Dile que ahora, ahora ya sí, sabes que puedes,que eres capaz de mirarte al espejo y sonreír,a pesar de …

Leer másEse miedo…

La belleza

La belleza de un nublado. La belleza de los lugares que no salen en las guías. La belleza de unas manos que tiemblan esperando a otras manos. La belleza de la soledad. La belleza de la duda adentrándose en el mar infinito de las certezas ajenas. La belleza de unos labios secos abriéndose al beso. La belleza de la ropa interior que desordena el deseo. La belleza de un adiós que era necesario. La belleza del «no» cuando soy yo quien lo dice. La belleza de las huellas que deja el placer. La belleza de un grito grave que sofoca una pena. La belleza de un error. La belleza de un barrio feo donde vivo contigo. La belleza del caos, del choque fortuito de dos almas perdidas. La belleza de un cabello despeinado. La belleza de las sombras si las proyectas tú. La belleza de dos cuerpos tratando de encajar. …

Leer másLa belleza

Pequeñas sugerencias para escribir una gran novela

¡Seguimos con algunas sugerencias para quienes estáis participando en el NaNoWrimo! Recuerdo que esta serie de entradas están basadas en el libro Escribe una novela en 30 días, donde puedes encontrar la siguiente distribución de temas y días. Y ahora sí, repasamos algunos breves consejillos que pienso pueden serte de utilidad. CREACIÓN DE PERSONAJES Si tuviera que resumir en una sola sugerencia lo que me gustaría decirte sobre este tema es que huyas de los personajes planos, de los clichés, de los estereotipos y de las descripciones “facilonas”, convencionales, a través de las cuales no se aporta nada relevante. Enfréntalos a conflictos, a dicotomías, muestra cómo evolucionan sus valores, pensamientos, sentimientos… Cuanto más se parezcan ellos y sus trayectorias vitales a personas de carne y hueso, mayor identificación lograrás con los lectores. En el capítulo 5 del libro profundizo en qué debemos hacer para conseguir personajes redondos. También te sugiero …

Leer másPequeñas sugerencias para escribir una gran novela

El abrazo de la rosa

—Nunca entenderé por qué me rechazas con tanta contundencia, casi sin pararte a dudar de tus motivos. No acierto a comprender qué te mantiene tan lejos de mí. —No deberíamos perder tanto tiempo en hablar de esto, amigo mío. Somos diferentes, pertenecemos a mundos distintos, ¡no me interesas! —Somos diferentes por nuestro aspecto exterior, nuestra apariencia, pero en esencia somos lo mismo, formamos parte de la Madre Naturaleza, ¿no te das cuenta de eso? —Yo tengo un don. Soy bella y todos lo reconocen y me lo repiten constantemente. Tengo muchísimos admiradores que pelean por percibir mi aroma delicado y mi tacto aterciopelado. Casi todos me buscan por todas partes, desean tenerme cerca en sus momentos más especiales. En cambio tú, tienes que aceptar que eres feo y que estás más acostumbrado a la soledad, al rechazo. —¿En serio crees que la belleza es un don? Te crees superior por …

Leer másEl abrazo de la rosa

NaNoWriMo: días 3 y 4

¿Qué tal? ¿Te decidiste finalmente a participar en el NaNoWriMo de este año? Ojalá que la respuesta sea sí y hayas comenzado el reto con altas dosis de motivación y entusiasmo. ¿Te perdiste mis entradas anteriores sobre el tema? Puedes ponerte al día ahora aquí y aquí. El día 3 del libro Escribe una novela en 30 días corresponde a la estructura o la necesidad de construir un esqueleto que nos sirva como guía al tiempo que constituye ese hilo narrativo que hilvanará toda la historia. Tal vez no creas mucho en esto y prefieras escribir con absoluta libertad plasmando en el papel todas las ideas que se te van ocurriendo, pero mi sugerencia es que prepares aunque sea un esquema sencillo que va a ayudarte en gran medida a lograr una narración equilibrada, así como fluidez y coherencia. No pienses en la estructura como un corsé que te va …

Leer másNaNoWriMo: días 3 y 4

El camino correcto…

Durante mi meditación matutina, reflexionando sobre lo difícil que es, en muchas ocasiones, ver con claridad el camino que deberíamos seguir, ha venido a mi mente con mucha nitidez el discurso final del señor Slade (interpretado por Al Pacino) en la película Esencia de mujer. En concreto, la frase «en las encrucijadas de mi vida siempre supe cuál era el camino correcto; sin excepción lo he sabido, pero nunca lo seguí, ¿saben por qué?, porque era muy complejo». Hace muchos años que vi esta peli por primera vez y aún puedo recordar con absoluta claridad cómo me impactó esa frase, y cómo lo sigue haciendo, por más veces que la haya visto. Yo no estoy tan segura como este personaje de saber siempre qué camino seguir, pero lo que sí tengo claro es que uno de los motivos principales que impiden que así sea es el MIEDO. Tememos ese amplio, …

Leer másEl camino correcto…

¡Se acerca el NaNoWriMo!

Hace unos días, publiqué una primera entrada para ir calentando motores de cara al nuevo reto NaNoWriMo que comenzará el próximo 1 de noviembre. Hablaba de la necesidad de tener bien clara la idea sobre la novela que queremos escribir y de la importancia de comprometernos con el reto, algo fundamental para logar ese nivel de disciplina y trabajo que necesitaremos. Si te la perdiste, puedes leer la entrada aquí. Hoy ya partimos de que sabemos con gran nitidez lo que queremos escribir y estamos decididos a poner toda la carne en el asador para lograrlo, ahora nos tocaría reflexionar sobre cómo vamos a gestionar nuestro tiempo para conseguir este apasionante reto que tenemos entre manos. Todos usamos con demasiada facilidad la frase «No tengo tiempo», pero en multitud de situaciones no necesitamos más tiempo, necesitamos tener más claras nuestras prioridades, implementar un sistema de organización de tareas y volvernos mucho más proactivos. Sí, sé …

Leer más¡Se acerca el NaNoWriMo!

Me salvó la poesía

Cuando, a pesar de que te amaba, y me amabas, la vida transcurría indolente, me salvó la poesía. Cuando el grillete de la culpa me aprisionó bien fuerte, me salvó la poesía. Cuando te negué y tú creíste que me habías olvidado, me salvó la poesía. Cuando no encontré amor ni comprensión ni justicia, me salvó la poesía. Cuando me costaba entenderte y el halo de lo imposible nos velaba, me salvó la poesía. Cuando todo parecía perdido y faltaban manos amigas, me salvó la poesía. Cuando la realidad dolía y mis ilusiones olieron a quemado, me salvó la poesía. Cuando el reloj seguía indiferente al nudo de tu ausencia en mis entrañas, me salvó la poesía. Cuando la tristeza empañó mis ventanas y hasta tu recuerdo se hubo esfumado, me salvó la poesía. Cuando el corazón aullaba en el oscuro silencio, y tú ya no estabas, me salvó la …

Leer másMe salvó la poesía

¿Dónde está tu muchedad?

En la adaptación cinematográfica que Tim Burton hizo de Alicia en el País de las Maravillas, me llamó la atención una frase que a mí me parece de gran interés para la vida en general y para nosotros los escritores en concreto. Me estoy refiriendo al concepto de muchedad o muchosidad (depende de la traducción). Como sabéis, esta obra de Lewis Carroll trasciende la literatura infantil para convertirse en una obra inspiradora por excelencia y llena de una simbología a través de la cual el autor nos llega directamente al corazón haciéndonos reflexionar sobre asuntos fundamentales. En un determinado momento, el Sombrerero Loco le dice a Alicia que nunca pierda su muchedad. La muchedad es eso que somos en esencia, que nos hace únicos, que nos permite mantener el contacto con la magia de la vida, que nos da fuerza… La muchedad son nuestros talentos naturales, lo que hacemos con la mayor fluidez y sencillez y con lo que más disfrutamos… Nuestra muchedad es eso que nos apasiona y cuando nos …

Leer más¿Dónde está tu muchedad?

Papeles rotos

Algunos de estos papeles, ya rotos, ya incluso en el contenedor de la basura, contenían listas de tareas que más de una noche, y de dos, me quitaron el sueño. Números y cuentas que un día no cuadraron y me hicieron sentir triste, insegura, ansiosa… Planes, objetivos, metas… que engordaron mi insaciable autoexigencia y me impidieron respirar tranquila. Hoy, sin embargo, ya no son nada. Todas esas cuentas y proyectos y actividades que un día cuadraron, y otro, no; que me llamaban al orden con su atroz inclemencia, hoy no son más que una porción pequeña de una basura inmensa que recorrerá las calles de una ciudad mediana. Y lo harán junto a tantos otros papeles, también rotos, algunos con ira, otros con ese temblor de manos que acompaña al llanto, a la profunda tristeza… Papeles que tal vez acunen declaraciones de amor nunca enviadas, o reflexiones que se ahogaron …

Leer másPapeles rotos

Pupilas rojas

Hoy me apetece haceros un regalo, uno de los trece relatos incluidos en Como tú y como yo.  Si os interesa, podéis saber más sobre este libro, aquí.   Para una mujer de mi posición, propietaria de tres coches y con un chófer a su disposición, sentarse en el asiento trasero de un taxi público siempre estaba relacionado con una terrible desgracia. Odiaba el olor que desprendían esas pestilentes tapicerías donde Dios sabe quién se habría sentado; me repugnaba tener que rozarme con cualquier parte, fuera de cuero, plástico o metal; y ¡qué decir del taxista!, ¿qué podía tener yo que hablar con ese hombre, que casi siempre olía a sudor?, ¿por qué invadía mi intimidad intentando descubrir adónde me dirigía?, ¿por qué ese interés por discutir siempre de política? Definitivamente, algo muy espantoso tenía que suceder para que yo me encontrara en una de esas. Lo de aquel caluroso día de julio sin duda …

Leer másPupilas rojas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies