Yo podría…

Si nunca hubiera venido aquel barco,yo podría haber seguidotoda la vida en este puerto. Sin embargo, vino,lo hizo cuando menos lo esperaba,como suele ocurrir lo mejor y lo peor que nos azota. Vino y aquellos pasajeros me hablaron de otros mundos,de otras vidas,de otros sabores, aromas y melodías. Y yo que tanto había buscado la tierra firme,me descubrí queriendo ir mar adentro…Y me culpé ¡tantas veces!,por romper con todo, por dejarme ir… Me castigué por cambiar,pero ¿cómo podía saber yo si queríaalgo que ni siquiera sabía que existía? Berta Carmona Fernández Si te gusta, ¡por supuesto que puedes compartir! Gracias y feliz día. 🙂 Foto compartida bajo CC0 Creative Commons en pixabay.com

Yo no soy…

Yo no soy lo que tú piensas. Yo no soy lo que tú quieres. Yo no soy lo que tú esperas. Yo no soy lo que tú sueñas. Yo soy lo que soy, ternura, a veces, otras, fiera. Soy lo que amo, lo que me duele, lo que me angustia y alegra; un montón de dudas y unas pocas certezas… Soy lo que soy cuando vuelo y cuando me arrastro sin fuerzas. Soy lo que aprendo y lo que olvido, lo que he visto, viajado y leído y lo mucho que me queda. Soy mis errores, mis aciertos y mis sueños. Soy lo que me permito ser, un puñado de logros y otro infinito de retos. Soy lo que temo, lo que afronto y lo que anhelo, lo que me encanta y lo que detesto. Soy la que sonríe con dulzura y la que grita molesta, la que se conforma, …

Leer másYo no soy…

Ese miedo…

Ese miedo que impide que des el paso,que saltes la barrera y vayas allá donde deseas,ese, ese miedo, tiene los días contados. Ese miedo que lucha por tomar las riendas, que aprovecha el silencio de tus noches paraalzar la voz y gritarte que “no puedes”,a ese, ese miedo, tienes que callarle la boca. Ese miedo que trata de cortarte el paso,que te empuja hacia tu zona más cómoda cuando estás a punto de alzar el vuelo,cuando más claro tienes que, esta vez sí, vas a conseguirlo. Ese miedo, ese que te empuja a seguir seguroentre aquellos algodones que ya no sientes tuyos,ese miedo solo necesita que creas que puedes,y…, ¿sabes qué?, tú puedes. Ponte frente a él, cara a cara,dile quién eres y cómo has llegado hasta aquí,esquivando a otros parecidos, incluso más fuertes. Dile que ahora, ahora ya sí, sabes que puedes,que eres capaz de mirarte al espejo y sonreír,a pesar de …

Leer másEse miedo…

Las “cosas” que nos gustan

Hace unas semanas conocí, a través de Twitter, el blog de Meursault, @extranjero__el. Desde la primera entrada me atrajo mucho su estilo y su sensibilidad, esa especie de identificación misteriosa que te hace, de algún modo, encontrarte en las letras, en las vivencias, ajenas. No podía parar de leer todas sus publicaciones, un enganche, un gustazo: muy recomendable. También me llamó mucho la atención su tuit fijado, un hilo en el que escribe sobre cuáles son las cosas que le gustan; tan aparentemente sencillo, pero tan importante. ¿Cuánto tiempo hacía que no me paraba yo a pensar, con ese ritmo pausado de una buena reflexión, en las cosas que me gustan? Y de repente, gracias a un tuit, estaba ahí, de frente a ellas, sintiendo una energía positiva muy bonita, recordando, evocando placeres, bellezas y momentos varios de la vida en los que no reparaba hace tiempo. De pronto, leyendo …

Leer másLas “cosas” que nos gustan

La historia de #RodrigoyAna

Allá sobre ese extraño mes que fue mayo de 2020, me decidí, de una manera espontánea, sin apenas pensarlo, a publicar en redes por pequeños capítulos la historia de una mujer que un día, al despertarse, siente que, sin mayor dilación, tiene que cambiar el rumbo de su vida y empezar, empezar de nuevo en muchos aspectos… La sinopsis es: No siempre nos resulta fácil entender, comprender, llevar a la práctica eso que tan bien sabemos en la teoría. Tampoco suele ser fácil reconocer a tiempo las sutilezas que consiguen que vayamos firmando rendiciones en nuestras vidas sin apenas ser conscientes de ello. Hasta que un día, al abrir los ojos, entendemos que toca mirarnos al espejo y decirnos unas cuantas verdades. Como un regalo en forma de epifanía, vemos con claridad lo mucho que nos hemos alejado de esa vida con la que un día soñamos o, lo que …

Leer másLa historia de #RodrigoyAna

Cómo puedo leer más

Fotos con montañas de libros

Hace unos días, una buena amiga me preguntó que cómo conseguía leer tanto. Es curioso cómo interpretamos las realidades desde perspectivas tan diversas: yo creo que leo poco, siempre mucho menos de lo que me gustaría e incluso debiera. Mi respuesta fue algo así como que es cuestión de prioridades, que hay que tener muy claro lo que uno desea lograr, lo que quiere hacer, para organizar el tiempo en torno a ello. También le dije que si consigue leer al menos cuatro páginas diarias, al cabo de un año serán unos cuantos de libros; más vale comenzar por lo poco, no dejarse abrumar por la inmensidad de los retos. Por supuesto, me quedé pensando sobre el tema y decidí recopilar, para este artículo, mis impresiones y algunas conclusiones a las que he llegado con los años. La primera es que la frase “no tengo tiempo” (aquí puedes leer otra …

Leer másCómo puedo leer más

Las narrativas del fracaso

Hace unas semanas vi Luna de Avellaneda. Llevaba más de una década esperándome en una estantería aún con su envase original sin alterar. ¿Os pasan a vosotros esas cosas? Libros, películas, música… a los que llegáis tras atravesar diversos vericuetos, tras elegir caminos equivocados y reconducir los pasos. A mí me ocurre mucho, sin ir más lejos hace unos días confesaba en redes sociales mi emoción al terminar Fahrenheit 451, un libro que conocía bastante, pero que hasta ahora (tarde, de nuevo), no me había dado el gusto de leer y disfrutar, ¡un imprescindible, sin duda! ¿Por qué no habré visto yo antes esta peli?, me preguntaba, ¡me hubiera venido tan bien! Es engañosa esta reflexión, claro, no puedo saber cómo me hubiera influido en el pasado, si hubiera calado en mi forma de entender la vida por entonces, si hubiera sintonizado con mis inquietudes del momento… No, definitivamente no …

Leer másLas narrativas del fracaso

Escuchar lo que escribimos

Hace tiempo que defiendo la importancia de leer lo que escribimos en voz alta; sí, escuchar lo que escribimos. Si no se tiene el hábito, puede costar; parece extraño, nos resistimos, nos da pereza, pero lo cierto es que hacerlo nos aportará numerosas ventajas: • Leer en voz alta un texto nos ayuda a dotarlo de ritmo, y nada como reconocer el ritmo de un escrito para saber dónde demos añadir algo, eliminarlo o simplemente modificarlo. • Leyendo en voz alta advertiremos mucho mejor esas frases complejas, enrevesadas, que deberíamos reducir o eliminar. • Reproducir un texto en voz alta nos ayudará con la puntuación y nos resultará mucho más fácil reconocer dónde deben ir esos signos que tantos quebraderos de cabeza nos producen. • Escuchándonos identificaremos con mayor facilidad las repeticiones, redundancias, así como esas horribles cacofonías que hemos podido cometer y que tanto perjudican la lectura y comprensión. …

Leer másEscuchar lo que escribimos

¿Cómo publicar un libro?

Son muchas las preguntas que surgen cuando uno termina un libro. Publicar o no publicar es una de las principales cuestiones, que abordé en este artículo. Y cuando decides que sí, que quieres sacarlo de la oscuridad del cajón, aparece la incertidumbre de cómo hacerlo, cuál de las múltiples vías que existen elegir… Me aproximaré al tema con la experiencia reunida tras más de diez años trabajando en el sector editorial y, cómo no, desde mi opinión personal también como escritora que ha experimentado todas las opciones abordadas. En primer lugar, me parece muy importante reflexionar sobre los objetivos que nos proponemos, pues dependiendo de lo que deseamos lograr será más o menos adecuado tomar un camino u otro. ¿Quieres publicar un libro solo para que tus amigos, familiares y contactos cercanos conozcan esa historia a la que le has dedicado tantas horas de trabajo? ¿Deseas probar suerte en el …

Leer más¿Cómo publicar un libro?

De ficción y silencios

¡Hola! Si seguías este blog, lo primero que deseo es disculparme por haber estado tanto tiempo sin publicar. Recordando aquella letra de Silvio Rodríguez en “La maza”, “Si no creyera en mi sonido, si no creyera en mi silencio…”, a veces necesito confiar en mi silencio con el mismo brío que en las palabras y reflexiones que decido compartir, y la verdad es que el confinamiento me impulsó a un tiempo de reflexión necesario para ordenar el revuelo de pensamientos y emociones. Podría decir que las primeras semanas no escribí nada, pero en realidad sí que lo hacía, de esa manera en que se escribe cuando no se tiene el lápiz ni la pluma entre las manos ni se está delante del teclado. He escrito mientras leía y releía páginas sanadoras; mientras devoraba maravillosas películas; mientras construía hogar y atesoraba momentos familiares con atención plena… He escrito mientras observaba la …

Leer másDe ficción y silencios

¡No valgo para esto!

Foto-escritores-fracasados

¿Alguna vez te has dedicado a ti mismo, con toda la convicción, con toda la dureza, una frase similar? En este artículo voy a enfocarme en el trabajo como escritores, pero todo puede ser aplicable a otras actividades, claro. Pongámonos en situación: sientes un deseo muy fuerte de contar una historia, las musas parecen estar aporreando tu puerta, pero cuando te pones a ello, algo interrumpe el flujo de las palabras, están retenidas, atascadas en algún limbo que ni siquiera sabes dónde situar. ¡Estás seco! ¡Bloqueado! No eres capaz de expresar lo que quieres con la intensidad que deseas. A veces, este no es el problema, porque la historia brota sin ningún tipo de freno; sin embargo, cuando decides repasar lo escrito, el juez severo que vive en tu interior aparece lleno de cólera y dispuesto a borrarlo todo, incluso esos textos que un día llegaste a considerar buenos, qué …

Leer más¡No valgo para esto!

El juicio

El juicio constante nos debilita, nos devalúa, nos aniquila, nos envilece. Hace trizas nuestra humildad, destruye el amor, la compasión. Hay miedo tras el juicio. Hay dolor. Hay cadenas. Es una condena el juicio, un autocastigo. Es injusto el juicio si deja fuera al juzgado, sin réplica, sin defensa. Es una trampa, un yugo fuerte, una enfermedad, un golpe bajo. Es un cuchillo afilado el juicio, una alambrada, un muro alto, un frasco colmado de veneno. Berta Carmona Fernández Imagen de Mayya666 en Pixabay

La escritura como terapia (I)

Foto pluma artículo escritura terapéutica

Voy a comenzar esta serie de entradas tratando de expresar, con la intensidad y matices que me sea posible, qué ha supuesto y supone para mí la escritura y por qué creo en su eficacia como terapia. Desde muy pequeña encontré en la escritura un entretenimiento, tendría apenas nueve años cuando creé mi primera “novela”, El fantasma del castillo de Flaherty, inspirada en mis libros preferidos, de la colección Los cinco. Más tarde llegó la adolescencia y la agitación propia de esa etapa siempre encontraba en hojas de papel, fuera cual fuera su formato, el lugar donde recoger las emociones desbordadas que no cabían en el pecho, tan inmaduro aún. Fueron muchos los diarios, los papeles en sucio, ¡hasta las servilletas!, que rellené por entonces tratando de entender qué me sucedía, intentando conocerme, desahogando los intensos arrebatos emocionales, buscando la razón de ese profundo descontento, confesando sentimientos secretos… Puede parecer …

Leer másLa escritura como terapia (I)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies